ESCRÍBENOS

info@tuteladh.org

LLÁMANOS

ELIGE UN ÁREA

DERECHOS DE LOS TRABAJADORES

LECTURA BIBLICA PARA REFLEXIONAR: Lucas 19, 11-26

Como cualquier mensaje evangélico, también proclamar el derecho al trabajo ha de ser anunciado a tiempo y a destiempo; El trabajo es un derecho fundamental y un bien para el hombre; es un bien útil, digno de él, porque es idóneo para expresar y acrecentar la dignidad. El trabajo es un bien de todos, que debe estar disponible para todos aquellos capaces de él.

El derecho esencial al trabajo es, por tanto, la preocupación básica de la Iglesia. Al afirmar ese derecho natural, los cristianos no nos olvidamos, por supuesto, de las raíces bíblicas del trabajo ni somos ajenos a su fuerza santificadora. De todos es sabido, en efecto, que el trabajo diario es fuente de santificación para aquellos que realizan sus responsabilidades laborales cotidianas conscientes de que son cooperadores de la obra de la creación y, además, saben que, por el trabajo, participan también en la obra redentora de Jesucristo, el Hijo de Dios.

Esta dimensión positiva del trabajo se pone también especialmente de relieve en tiempos de crisis. Por un lado, es evidente la inmensa ola de solidaridad que está emergiendo en este mar de problemas que tiene a los trabajadores como los principales afectados por la crisis financiera debido a la pandemia por COVID-19.

«Porque vivimos en un tiempo de explotación de los trabajadores; en un momento en donde el trabajo, no está precisamente al servicio de la dignidad de la persona humana, sino que es el trabajo esclavo. Debemos formar, educar a un nuevo humanismo del trabajo, donde el hombre, no la ganancia, esté al centro; donde la economía sirva al hombre y no se sirva del hombre. (…) La ilegalidad es como un pulpo que no se ve: está escondido, sumergido, pero con sus tentáculos sujeta y envenena, contaminando y haciendo mucho mal. Educar es una gran vocación: como san José adiestró a Jesús en el arte del carpintero, también vosotros estáis llamados a ayudar a las jóvenes generaciones a descubrir la belleza del trabajo verdaderamente humano» (Papa Francisco, 2016)

Desde la fe, le pedimos a San José obrero, intercesor de todos aquellos que cuidan a su familia con el trabajo, que interceda a Dios nuestro Señor para que promueva en el corazón de los hombres la construcción de un mundo más justo, en el que se cuide especialmente el bien común por la creación de empleo:

¡Oh querido San José!
mi bendito escolta y único guardián,
el más juicioso y bondadoso hombre con un corazón tan noble
y un alma armónica y gloriosa llena de afecto,
acudo ya en mi agobio a ti para pedir tu auxilio,
pon tus amorosos manos en mí crítico problema laboral
y solicita al Dios creador que con su bondad inagotable
esparza su espíritu santo encima de mí
y que por su majestuosa disposición
me salve y de solución a tan desesperada situación.
San José, Jefe y dirigente de la sagrada familia,
el más confiado y obediente hacia la voluntad de Dios,
con una fidelidad intachable como esposo y el más honorario padre adoptivo,
que con el sudor y rasguños de tus manos diste alimento a tu familia,
por el profundo amor que guardaste en el Divino Niño y la Virgen María,
te imploro para que utilices tu poder interceptor
y estés presente en mis complicados problemas
y me liberes de esta desesperación que me pisotea,
pide por mí para que las puertas me sean abiertas
y consiga urgentemente el empleo o negocio propio
para que me dé sustento que me ayude a salir de tan grave complicación.
Un empleo digno, honorable, estable y bien pagado
con el que sea capaz de hacerme cargo de los gastos de mi aposento
un trabajo en el que emplee y desarrolle mis habilidades,
que me ayude a explorar y experimentar,
para aumentar mi voluntad como ser humano
y me permita seguir teniendo conexión con mi Dios todopoderoso.

HAZ TU DONACIÓN

ESTAMOS UBICADOS EN:

Avenida Dr. Emilio Àlvarez y Calle Dr. Max Bloch, Colonia Médica, San Salvador, El Salvador.

UNIDAD JURÍDICA

Tel.: 2234-5321
Email: juridico@tuteladh.org

CENTRO DE DOCUMENTACIÓN

Tel.: 2234-5323
Email: archivo@tuteladh.org

UNIDAD DE EDUCACIÓN

Tel.: 2234-5302
Email: educacion@tuteladh.org

Instituciones cooperantes:

WordPress Video Lightbox Plugin